Digitalización industrialMaval

¿Cómo vemos en MAVAL la Industria 4.0?

Por 11 julio, 2019 No Comments
industria-4.0

Durante años hemos hablado del impacto del Internet of Things (IoT) en las infraestructuras o la industria energética, bajo el nombre de Smart Cities.

En la actualidad, hablamos del impacto de la transformación digital aplicada a la Industria de la producción de bienes, o lo que también llamamos industria 4.0.

Esta cuarta Revolución Industrial está cambiando la forma en que los mercados operan y, por lo tanto, todos los actores en los obligados a formar parte de ello (empresas, proveedores, marco legal y regulatorio, inversores, clientes, etc.). Se trata de un cambio global.

La Industria 4.0 consiste en la digitalización de los procesos productivos en las fábricas por medio de la interacción de la inteligencia artificial con los procesos productivos existentes y la optimización de recursos existentes.

Así se genera el valor: transformando los procesos productivos tradicionales para hacerlos más eficientes y flexibles.

Las denominadas Smart Factories son el resultado de la interconexión y comunicación entre máquinas, procesos, sistemas tecnológicos, a lo largo toda la cadena productiva. Ello implica la reingeniería, automatización y robotización casi total de los procesos productivos y logísticos existentes.

La oportunidad que nos ofrece la industria 4.0 a través de la digitalización es rentabilizar al máximo nuestra planta de producción para así maximizar los ingresos.

En Maval llevamos muchos años implementando soluciones de digitalización industrial, basadas en tecnología Siemens SIMATIC IT.

Detrás de este gran cambio, está la exigencia última de satisfacer las necesidades del consumidor On Demand, siempre cambiantes por su interactuación continua con Internet.

Esta revolución cambiará la comunicación entre las organizaciones y sus clientes, y en consecuencia va a cambiar cómo los clientes interactúan con los bienes y las expectativas que tienen respecto a productos y servicios más personalizados. Esta comunicación directa permitirá conocer mejor quienes son nuestros clientes y qué necesitan.

No obstante, esta revolución tecnológica de la industria también tiene un considerable impacto sobre el trabajador. Se especula mucho sobre si se destruirán puestos de trabajo o sobre si los robots sustituirán a las personas. Es difícil predecir cuáles serán los puestos de trabajo del futuro ya que muchos de ellos todavía no existen.

Todos aquellos procesos susceptibles de ser automatizados lo serán, por lo que las máquinas y robots ejecutarán la mayoría de los trabajos hoy todavía manuales, repetitivos y monótonos.

Las personas o trabajadores desempeñarán trabajos de diseño de soluciones, programación y desarrollado de software, gestión y mantenimiento.

La mayoría de estos puestos de trabajo cualificado y especializado estarán enmarcados dentro de los sectores de la Automatización, la Informática y la Robótica.

La interactuación de las máquinas con las personas seguirá siendo necesaria: las máquinas nos proporcionan los datos, pero la interpretación y la elaboración de la información sigue siendo una tarea humana. De nada nos sirve la información si no sabemos qué hacer con ella. Esto facilita el análisis para la toma de decisiones y acciones más apropiadas.

planta

A lo largo de esta integración digital de la información, hay que considerar que las comunicaciones ya no son lineales; el flujo de información es cíclico y continuo, desde diferentes fuentes y localizaciones.

¿Cuáles son los beneficios desde el punto de vista de la Transformación Industrial?

Durante los últimos 20 años, en MAVAL hemos diseñado, desarrollado e implementado distintas soluciones de automatización y la digitalización industrial llave en mano para proyectos industriales en sectores tan diferentes como, alimentación y bebidas, industria química y farmacéutica, industria papelera y la aeronáutica.

Cada proyecto es diferente, aunque la mayoría de los beneficios son comunes:

  • Conocimiento en tiempo real qué quieren nuestros clientes.
  • Procesos productivos más eficientes e integrados, alcanzando una producción masiva e ininterrumpida.
  • Reducción de defectos y mermas en las cadenas de las fábricas.
  • Procesos productivos más flexibles y precisos por que el producto es adaptable a las necesidades de cada momento, alcanzando una producción de mayor calidad y personalizada.
  • Menores tiempos de fabricacióntanto en el diseño de nuevos productos como en su comercialización, al minimizar tiempos muertos e interrupciones.
  • Toma de decisiones más eficiente.Reducción de los tiempos de reacción y la toma de decisiones gracias al flujo de datos e información constante y en tiempo real.
  • Gestión de los activos y ahorro en costes: la automatización exige menos personal no cualificado, menos stock de materias primas y mayor eficacia energética.

Pero no todo son ventajas.  ¿Cuáles son los retos asociados que hay que tener en cuenta?

  • El coste de la inversión es elevado, especialmente al principio, aunque la Transformación Digital se pueda hacer de forma escalable.
  • Gran dependencia tecnológica del proceso productivo, por la elevada gran especialización que se necesita.
  • Riesgo de obsolescencia tecnológica. El riesgo es alto y a considerar en el cálculo del Retorno de Inversión y su amortización.
  • La interconexión de estos procesos productivos implica un flujo de la información y transmisión de datos, que además de ser continuo es muchísimo mayor en volumen. Hay que considerar también la seguridad de las comunicaciones y de los datos, así como el análisis inteligente de la información.
  • Los nuevos perfiles profesionales van a ser más especializados y nos puede resultar difícil acceder a ellos, que además requieren de mayor remuneración.

Aunque pueda parecer paradójico, el reto más inmediato dentro de la Transformación Digital de las Industrias Productivas es la Transformación Humana: cada organización tiene que decidir cómo quiere abordar este cambio, tiene que definir y elegir el modelo de transformación y elegir las tecnologías que mejor satisface sus necesidades productivas para invertir en ellas.

Para ello tendrá que considerar cómo lo va a gestionar de la forma más adecuada y cómo se va a adaptar a este cambio de modelo ya que cada organización tiene que salir reforzada, más receptiva, proactiva y predictiva.

Nuestro equipo es experto en sistemas de automatización y control de procesos, comunicaciones industriales, visión artificial, integración de sistemas de gestión de la producción MES/MOM y gestión del ciclo de vida vida del producto (Siemens PLM). Por nuestra trayectoria, somos conscientes de que cada uno de nuestros clientes tiene unas necesidades de evolución Industrial 4.0 distintas y nos centramos en diseñar el mejor proyecto para cada uno de ellos, de acuerdo con su realidad y circunstancias.  Tan importante es que la migración sea suave como que el proyecto resulte exitoso en el corto y medio plazo.

Si las Industrias no comprenden correctamente los cambios, oportunidades y riesgos que implica la Industria 4.0, corren el riesgo de conseguir los efectos contrarios a los deseados, mermando incluso la competitividad alcanzada y acabar perdiendo cuota de mercado en el futuro más cercano.

Es fundamental entender cuál el mejor ritmo para ir adaptándose a esta Transformación Digital. Hoy en día, los cambios son cada vez más rápidos y muchas industrias corren el riesgo de quedarse obsoletas en poco tiempo si avanzan a una velocidad excesiva.

patatas

Leave a Reply